Si tienes alma de poeta, si eres sensible a la belleza, déjate embriagar por esta puesta en escena soberbia y  genial de un maestro de la interpretación: Ricardo Frazer. 

La semana pasada tuvimos la suerte de tenerlo entre nosotros.Los alumnos de 2º, 3º y 4º de Secundaria tuvieron la oportunidad de  experimentar el dolor, la vejez, la crueldad, el miedo y la alegría de la mano de este genio de la escena. Y todo ello, con palabras  de los grandes  de la literatura como Shakespeare o Calderón.

Realmente, fue una tempestad de color, sonido, poesía,luz,  sentimiento y magia que a nadie dejó indiferente.

Y es que no puede ser de otra manera cuando lo que se expresa, lo que se hace visible es la propia alma del ser humano.